Equilibrio y desintoxicación

Los antitranspirantes llevan años 
cambiando la naturaleza
de tu cuerpo.

¡El sudor no tiene olor! Son ciertas bacterias las que, al fermentarse, general el mal olor. Al igual que en los intestinos, en las axilas, hay una flora bacteriana que con el uso de los antitranspirantes que contienen aluminio, se desequilibra.

 

Esto se expresa en dos sentidos: la sudoración aumenta, estanca o se vuelve repentina y sin razón; y prolifera la bacteria Actinobacteria, responsable del mal olor. Por estos motivos los antitranspirantes dejan de ser efectivos después de un tiempo y los usuarios necesitan cambiar cada cierto tiempo sin solucionar el problema definitivamente.

Pero hay una solución, así que no te preocupes. 

 

Cuando empieces a usar desodorante Zuhé volverá al equilibrio tu cuerpo, bajando la sudoración y eliminando el mal olor. Además funciona a largo plazo.

Beneficios de usar zuhé:

Primero, tu cuerpo deja de recibir una dosis diaria de Aluminio, así, tu desodorante ya no será el responsable de enfermedades como el cáncer de mama, alzhaimer, entre otras.

Además, los poros de las axilas van a estar desbloqueados, lo que significa que cuando tu cuerpo podrá eliminar toxinas libremente, fortaleciendo tu salud.

Además, muchas personas sudan menos después de unas semanas de uso. 

Por otra parte, se equilibrará la flora bacteriana de tus axilas de tal forma que este desodorante será altamente efectivo de forma constante. Así   nunca olerán mal.

Si el olor de tus axilas

es fuerte y persistente:

hay un procedimiento para reiniciar la flora bacteriana para que sea totalmente efectivo.

Una vez finalices tu compra, recibirás un link con el paso a paso para reiniciar la flora bacteriana y así acabar con el mal olor persistente. 

Es un proceso súper sencillo y no necesitas comprar productos adicionales ;)